aviso

Manejo del pollo

  • Lava con agua y jabón la tabla de cortar y los cuchillos que utilices para el pollo crudo.
  • Enjuaga y seca con toallas de papel el pollo crudo antes de cocinarse.
  • El pollo crudo caduca rápidamente y debe refrigerarse tan pronto como sea posible para evitar la proliferación de bacterias. No lo expongas al sol y evita que permanezca por mucho tiempo en la cajuela de tu coche o en en interior de tu vehículo, ya que la temperatura es propicia para la reproducción de bacterias.
  • Una vez abierto el paquete, retira los jugos. En estas condiciones, el pollo puede almacenarse en el paquete hasta por dos días en la parte más fría del refrigerador (no en el congelador).
  • Si no vas a utilizar el pollo crudo en los próximos dos días, entonces congélalo.
  • El pollo cocido puede guardarse en el refrigerador y debe consumirse en un máximo de tres días. Si está acompañado de salsa o relleno, éstos deben refrigerarse por separado y consumirse transcurridas 24 horas de la cocción.